Un matrimonio es algo serio, de eso no cabe duda alguna, por ello, si se encuentran irregularidades en el mismo u otros motivos que veremos más adelante, existe la posibilidad de anularlo completamente y que dicho evento no tenga validez alguna.

A continuación, vamos a comentarte en qué consiste la nulidad de un matrimonio civil y católico en Estados Unidos.

Cómo anular un matrimonio civil en Estados Unidos

Anular un matrimonio se diferencia notablemente de un divorcio, puesto que este suele suceder sin tanta separación de dicho matrimonio, además de darse por causas legales y no por una separación. Los principales motivos por los que se puede pedir una anulación de matrimonio son:

  • Fraude: esto se da cuando una de las dos partes mintió sobre un dato importante, como su identidad, nombre, edad, etc.
  • Encubrimiento: el encubrimiento sucede cuando una parte oculta una información de vital importancia, como un matrimonio previo, causas penales, etc.
  • Malentendido: si luego de casarse, ambas partes se arrepienten por un malentendido previo al casamiento.
  • Incesto: esto sucede cuando las dos partes se arrepienten, ya que sus nexos familiares son muy cercanos.
  • Falta de consentimiento: por último, la falta de consentimiento pasa cuando una de las dos partes declara no haber estado en plenitud de sus facultades a la hora de aceptar el casamiento, ya sea por una condición física, mental o de edad, en caso de ser menor.

Ante estos factores, el solicitante de la nulidad matrimonial deberá contactar con un abogado especializado en casos matrimoniales, ya que será el único que le pueda ayudar a utilizar los medios legales pertinentes para anular el casamiento.

Cómo anular un matrimonio católico en Estados Unidos

En caso de que el matrimonio se haya consumado de forma católica, es decir, en la Iglesia, y no de forma civil, cualquiera de las dos partes podrá pedir la nulidad del mismo, siguiendo las mismas causas que vimos anteriormente, solo que con algo de dificultad extra.

En sí, la Iglesia enseña que el matrimonio es indisoluble, por ello, no sirve con medios legales comunes y corrientes, sino que se debe acudir a un tribunal eclesiástico. En estos tribunales es donde se tiene el derecho absoluto, según esta institución, de anular un matrimonio concebido por Iglesia.

Ante el tribunal eclesiástico, las partes interesadas deberán presentar:

  • Acta de matrimonio eclesiástico.
  • Acta de bautismo de ambas partes.
  • Acta de matrimonio civil (en caso de haber).
  • Acta de divorcio (en caso de haber).
  • Pruebas del motivo por el cual se solicita la nulidad.
  • Testigos.
  • Pruebas del casamiento, ya sean imágenes, por ejemplo, o cualquier otro objeto.

Si te ha interesado esta información, quizás quieras averiguar algo más sobre otros trámites de Estados Unidos. Para ello, únicamente tienes que continuar navegando por nuestra página web.

Escriba su comentario