Cuando una persona se incorpora por primera vez al mercado laboral, a corto plazo son muchos los planes y proyectos que se hacen, desde escalar mejores posiciones hasta llegar al nivel gerencial, ya que considera estar en capacidad técnica y profesional para hacerlo.

Eso es bueno tanto para la empresa como para la persona que internaliza ese nivel de superación, pues de esta manera tanto el empleador como el empleado ganan. Sin embargo, por múltiples razones lo que podía ser una sólida relación profesional da paso a los conflictos.

El buen empleado disminuye su nivel de desempeño, pierde poco a poco el sentido de pertenencia y piensa que es indispensable. Surgen entonces los roces, que cada vez son más frecuentes, y llega un momento en el que el empresario tiene que tomar una decisión y cesa a su trabajador.

El empleado, en vez de entrar en un proceso de diálogo, demanda con o sin razón a la empresa. A la larga, esto le va acarrear que aparezca en lo que se conoce coloquialmente como listas negras o buró laboral.

Qué es el buró laboral

El buró laboral es frecuentemente usado por el departamento de recursos humanos con el fin de revisar el expediente u hoja de vida de exempleados de otras empresas y que, con razón o no, entablaron con el empleador algún tipo de reclamación monetaria, puesto que consideraron que fueron quebrantados sus derechos o es injusta la decisión de separarlos del cargo.

El hecho es que estas empresas recolectan información sesgada y se la venden a otras empresas que necesitan contratar personal.

Cómo saber si estoy en el buró laboral

Sin perjuicio de decir si es legal o no, el buró laboral luce discriminatorio, pues no debería darle derecho ni al empleador ni a ninguna empresa para que sea manejada por terceros la información de los datos personales del trabajador y la razón de que haya sido cesado de un empleo, y mucho menos sin su aprobación.

 En principio, la única forma en la que puede aparecer en un listado de estas características es si ha participado en un juicio laboral en contra de alguna empresa

Cómo salir del buró laboral

Solicite si sus datos personales aparecen ante el Buró Laboral México. Si es el caso, pida de inmediato que sea desincorporado para que no esté incluido en la base de datos, pues están violando su derecho usando información confidencial y violando flagrantemente la ley de protección de datos personales.

La ley es clara y permite a los ciudadanos ejercer sus derechos. Aquí en México existe la ley ARCO, que significa lo siguiente:

  • Acceso.
  • Rectificación.
  • Cancelación.
  • Oposición.

Además, el artículo 133 de la Ley Federal del Trabajo, en su disposición novena, establece lo siguiente:

Queda prohibido a los patrones o a sus representantes: IX. Emplear el sistema de poner en el índice a los trabajadores que se separen o sean separados del trabajo para que no se les vuelva a dar ocupación.

Debe quedar claro que una fotografía, los datos personales, como la edad o el sexo, las huellas digitales, la cedula de identidad, el número telefónico y la CURP (clave única de registro de población) son elementos que identifican a una persona.

En este sentido, hay empresas que se dedican a recabar esta información. Incluso tienen un banco de datos vendiéndola a terceros, con el agravante de que muchos empleadores la compran y la utilizan a la hora de contratar. Las personas que aparecen en la lista son discriminadas y se les hace muy difícil conseguir un nuevo empleo.

Por suerte, en México hay instituciones que proporcionan ayuda para garantizar el derecho que tenemos como ciudadanos a acceder y a proteger nuestros datos personales y garantizar la transparencia a cualquier información pública que maneje el gobierno.

No olvides visitar en nuestra web otros trámites de México.

Escriba su comentario